De mirar luz

A partir de las imágenes que conservo de mi infancia, sobre la experiencia de visitar las iglesias de mi parroquia y de mi ciudad, realicé este ensayo fotográfico de nueve fotografías.

Con la intención de reconstruir esos recuerdos, a la par documenté la vida al interior de esos espacios llenos de luz, destinados a los ritos sagrados.

Trabajé en diversos recintos religiosos de la ciudad de México como la Catedral Metropolitana y la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe.

Para realizar mi proyecto conté con el apoyo de la beca Jóvenes Creadores 2006-2007.

Técnicamente, utilicé dos cámaras digitales, una SLR 35 mm y otra compacta.

Las impresiones para exhibición se realizaron con proceso Lightjet.

Inquietud por la luz

Cuando no se tiene miedo a la oscuridad uno puede ver imágenes como en los sueños, por eso he llegado a creer que sólo en el vacío se mira. Como fotógrafo, sé que la luz y la imaginación son herramientas indispensables para expresar un modo de ver.

Pero mi inquietud por la luz viene de antaño, cuando quizá de niño, en las iglesias oscuras llamó mi atención la luminiscencia suspensa en sus formas, como en los cirios cuyas llamas opacas consumían su existencia: esta fue la más fuerte impresión de mi infancia.

Más tarde, la exhortación:

Muévete a aquella luz que el cielo sella,

que Dante hace al iniciar el viaje ultra terreno de La Divina Comedia, me turbó durante el tiempo que solía contemplar la luz y la oscuridad en estos interiores. Los templos fueron para mí un sitio de revelación, pero a la vez, me hacían sentir incapaz de sustraerme a la atracción de lo inmenso, de lo vertiginoso que se desprende estando allí dentro.

Luego –con cierta conciencia fotográfica, pero con las mismas obstinaciones sobre la Luz– vuelvo a sumergirme en el espacio de las iglesias, ya no me parecen del todo oscuras, por el contrario: veo en su interior un reto luminoso-fotográfico de distintos tipos: espiritual, social, arquitectónico.

Reparo en el tema, y desde el marco de quien se ha formado dentro de la cultura de la fotografía documental, me doy cuenta que mi inquietud por la luz ha sido persistente.

Resumiendo, por estas inquietudes absolutamente personales, mediante una serie ensayístico-fotográfica me propuse hacer el viaje memorable a la infancia y reconstruir esos recuerdos.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s